Ya hemos hablado en anteriores post de la moda del adverbath. En esta ocasión es la policía de tráfico de Rumanía, de la mano de la agencia Mercury 360, la que decidió utilizar la publicidad en baños públicos para promover la conducción responsable; es decir, si bebes no conduzcas.

Para ello, situó pegatinas dentro de los urinarios de los baños de caballeros de diversos bares de Bucarest, incitándoles a dirigir el pis en línea recta (si no pueden hacerlo, están borrachos y, por tanto, no deben conducir).

En el mismo post de Copyranter veo otras acciones de adverbath que no conocía y me han parecido muy interesantes.

La primera es una campaña de la asociación ArriveAlive que dirige el padre de un joven que murió atropellado por un conductor borracho y que consta de dos pegatinas de suelo que se situaban al lado del W.C. y con las que trataban de concienciar de las consecuencias de concudir ebrio.

Más impactante es la acción, también para ArriveAlive pero de la mano de la agencia The Jupiter Drawing Room, en la que invita a los 'visitantes' de los baños de bares a pensar en las consecuencias de conducir borracho. "Take a seat and think about the consequences of drunk driving" y, al lado de la taza aparecen dos ruedas como las que llevan las sillas de ruedas de los paralíticos. Realmente me ha impactado esta acción!!

Otra opción más convencional es la del vodka ruso Bear y consiste en colocar pósters en los baños de bares y clubs de Cape Town (Sudáfrica) con una imagen que recuerda los carteles propagandísticos de la antigua Unión Soviética, pero con un mensaje muy claro: "Real men don't drink and drive"

Por último, destacamos una acción del restaurante mexicano La Hacienda que publicita su comida picante de una peculiar forma: ubicando rollos de papel higiénico como si estuviesen metidos en una nevera, que imagino que será lo que necesitará el cliente que vaya a comer allí.

Vía Copyranter.